Roban 19 iPhone de un Apple Store disfrazados de empleados

De   junio 11, 2016

No es desde luego el robo más emocionante que podamos encontrar, aunque con toda seguridad ha sido uno de los más efectivos que han tenido éxito. Al parecer, la semana pasada la policía de Nueva York informó sobre el caso de una pareja de ladrones que consiguió robar nada más y nada menos que diecinueve teléfonos iPhone de una de las Apple Store. ¿Cómo lograron la hazaña? Tan solo tuvieron que vestirse de forma parecida a los empleados. De acuerdo con la web DNAinfo, un ladrón vestido de forma muy parecida a la de los trabajadores de Apple entró dentro de la habitación de reparaciones de una de las tiendas que hay en el SoHo el primero de junio. Cogió los teléfonos iPhone, que alcanzaban un valor de 16130 dólares en total, y se los pasó a un cómplice que los escondió bajo la camiseta. La pareja, después del robo, simplemente se marchó de la tienda caminando. Puede ser que los ladrones tuvieran algo más de ayuda de su parte que simplemente la ropa correcta (para empezar, necesitarían conocer la disposición de la tienda para entrar con toda seguridad en la sala de iPhones para reparar); pero no es la primera vez que Apple ha tenido un caso parecido, usando una estrategia muy similar también.

Apple

Al parecer, en marzo de este mismo, desde el New York Post informaron de unos ladrones que robaron en la Apple Store del Upper West Side dos veces en pocas semanas usando un truco muy parecido al reciente. Los tres criminales en total incluían a una mujer vestida como una trabajadora de Apple, habían robado ocho teléfonos de la tienda el 16 de febrero, mientras que un hombre cómplice distraía a los empleados reales de la tienda.

Poco después el 22 de marzo, otro trío (aunque no se sabe si fueron los mismos), logró robar cerca de 59 iPhones valorados en 44000 dólares con el mismo truco. En ese momento, un hombre vestido de empleado de Apple cogió los teléfonos y se los pasó a una cómplice en el cuarto de baño; mientras que el tercero hacía las veces de vigilante.

Lo curioso del asunto es que esta última tienda se utiliza para entrenar a los futuros empleados de la compañía. Por lo que, según indican fuentes, en este caso nadie cuestiona si aparece una cara desconocida siempre que lleven la camiseta similar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *